Protección solar: cómo elegir la más adecuada

protección solar

 

 

La protección solar en verano se hace imprescindible. Llega el sol y con él la época de protegernos mucho más de amenazas externas como las quemaduras, el envejecimiento e incluso del temido cáncer de piel. Ten cuidado con la composición de las cremas solares que estés pensando en usar para protegerte, en este post te ayudamos a elegir la más adecuada para tu salud.

 

La importancia de una protección solar eficaz.

 

Nuestra piel necesita la luz del sol para producir una de las vitaminas más importantes para nuestro organismo: la Vitamina D.

La vitamina D la podemos encontrar de forma escasa (en muy pequeñas cantidades) en algunos alimentos, como puede ser el pescado azul, el aceite de coco o el huevo.

Pero realmente, la fuente natural de vitamina D por excelencia es el sol.

BANNER SOL PROTECCIÓN SOLAR

Presentar deficiencias en esta vitamina se asocia en diversos estudios al cáncer, autismo, enfermedades cardíacas, artritis reumatoide, hipotiroidismo, tuberculosis y osteoporosis entre otros y resulta alarmante que actualmente más del 80% de la población presente déficits crónicos.

Por tanto, si no quieres acabar teniendo carencias de esta vitamina vital para tu salud, tienes que tomar el sol sin protección solar.

La protección solar, tanto física como química, que aplicamos en nuestra piel, impide que el cuerpo produzca vitamina D de forma natural.

Para aquellos momentos en que vas a estar de forma muy prolongada bajo la luz solar o en aquellas situaciones (al esquiar, por ejemplo) en que no eres consciente del grado de exposición y te puedes quemar, es recomendable que utilices una protección solar adecuada.

Es muy importante que para ello elijas una crema solar segura para tu piel, sin químicos tóxicos para tu salud ni componentes que dañen el medioambiente.

En cosmética existen más de 7000 ingredientes permitidos, algunos de los cuales pueden contener, entre otros, químicos disruptores endocrinos que pueden afectar a tu salud, entonces ¿cómo puedes saber si la protección solar que estás usando es la más segura?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que tu piel absorbe como una esponja todo lo que le aplicas. A través de ella introducimos en nuestro organismo muchas sustancias tóxicas que van directas al torrente sanguíneo. Puedes evitar que esto suceda poniendo todas las barreras posibles, especialmente si vas a aplicar algo en la piel durante largos períodos de tiempo como puede ser en verano.

Algunos filtros solares pueden dañar tu piel porque se degradan al entrar en contacto con el sol y dan lugar a sustancias reactivas con el oxígeno que producen estrés oxidativo en tus células cutáneas, envejecimiento prematuro y otros daños, incluyendo el peligroso cáncer de piel.

Es curioso que utilizando productos para protegerte del sol acabes exponiéndote a los peligros que intentas evitar, pero es una posibilidad que tienes que tener presente si no eliges una protección solar adecuada.

Por otro lado, algunos filtros solares no es que perjudiquen tu piel directamente, sino que pueden perjudicar el medio ambiente, lo que también trae consecuencias para la salud humana aunque sean a más largo plazo.

En lo que se refiere a factor de protección solar, todos los protectores solares protegerán por igual tu piel, ya que lo que los diferencia es el tiempo que van a protegerla y por ello debes elegir uno que se adapte a tus necesidades concretas dependiendo del tiempo que vayas a exponerte al sol.

El SPF15 te protege 15 veces más tiempo de lo que tu piel lo hace naturalmente, el SPF30 lo hace 30 veces más y el SPF50 te protege 50 veces más tiempo, al final todo dependerá de la capacidad de tu piel para poder evaluar así cada cuanto tiempo debes reaplicar la protección solar.

Busca la protección más sana y natural para tu piel porque solo así lo harás de forma eficaz y duradera.

 

Cómo protegerte correctamente de los rayos del sol.

 

Si quieres protegerte del sol, debes utilizar filtros físicos, gafas, ropa, pasar tiempo a la sombra y utilizar una buena crema solar.

Estos son los mejores consejos que podemos darte si buscas la mejor protección solar durante todo el año:

  • Empieza tomando el sol poco a poco, la piel genera melanina de forma natural para protegerse pero lo hace de forma paulatina, no de golpe. Trata de acostumbrarla al sol durante todo el año, no sólo en verano.
  • Elige los filtros de protección solar naturales y orgánicos certificados en crema o loción cuando sea necesario usar una protección extra.
  • No te expongas al sol en horas de máximo calor, como suelen ser entre las 12:00-16:00 horas.
  • Mantente a la sombra todo lo que puedas.
  • Usa sombreros, ropa, sombrillas, se trata de protegernos de la forma más natural y eficaz.
  • Ten una buena alimentación que incluya antioxidantes naturales y que hidrate y nutra tu piel, se protegerá mejor por si misma.

 

¿En qué se diferencian los filtros solares físicos de los químicos?

 

Los filtros solares químicos son los que se suelen vender en establecimientos habituales como supermercados y farmacias, actúan transformando la radiación solar en energía no nociva para la piel pero con ciertos inconvenientes porque tienen sustancias que imitan los estrógenos y pueden dar lugar a cáncer hormonodependiente. Debes evitarlos siempre que te sea posible.
En cambio, los filtros solares físicos son los que reflejan la radiación solar, evitando así que penetre en la piel y previniendo las quemaduras, envejecimiento, manchas, etc. También son llamados pantallas totales. Los más adecuados son los que están formulados a base de óxido de zinc sin nanopartículas.

FILTROS QUIMICOS VS FILTROS FISICOS

Otros ingredientes que también debes evitar:
Parabenos, Ftalatos, las fragancias artificiales, los derivados del petróleo, metales pesados y nanopartículas en general.

 

Cómo elegir una buena crema solar.

 

  • El protector solar ideal debe bloquear los rayos UV que causan las quemaduras solares, la inmunosupresión y los radicales libres.
  • Debe seguir siendo eficaz en la piel durante varias horas.
  • No puede tener en su composición  ingredientes perjudiciales que se degraden por los rayos UV.
  • No debe contener ingredientes tóxicos ni nanopartículas.
  • Como filtro físico debe utilizar el óxido de zinc.
  • La crema que utilices no debe absorberse por la piel, a no ser que sea sólo en el estrato corneo, para no alcanzar así el torrente sanguíneo.
  • Ha de ser natural y ecológica, sin componentes que dañen tu piel.
  • Ha de ser fotoestable y no debe degradarse con facilidad con la luz del sol.
  • Las cremas solares en forma de polvo y aerosol contienen nanopartículas, por lo tanto no son recomendables.
  • Que sea biodegradable y no dañe al medioambiente.

Sabemos que elegir una protección solar eficaz y que no dañe nuestro organismo no es tarea fácil.

En Herbaeco hemos seleccionado con muchísimo cuidado las cremas para protegerte del sol más naturales, con filtros físicos y ecológicas para que te sea más fácil cuidarte durante todo el año.

Te esperamos como siempre en el próximo post y, mientras tanto, no te olvides de decirnos qué te ha parecido este artículo y si te ha sido útil 😉

banner protección solar6

Comparte en tus redes...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

DEJA TU COMENTARIO...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *